¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Dudas frecuentes sobre la Rinoplastia

Dudas Frecuentes de la Rinoplastia

La Rinoplastia o Cirugía de la Nariz es una técnica cuyo objetivo es mejorar el aspecto de la nariz aportándole proporcionalidad y armonía al rostro de forma natural. Además, también es una intervención que puede corregir defectos congénitos, traumatismos o problemas en la respiración, ofreciendo resultados naturales.

Es uno de los procedimientos quirúrgicos más demandados de Cirugía Plástica, pero sigue suscitando algunas dudas que desde Clínica Opción Médica aclararemos a continuación.

Nuestra experiencia en Rinoplastia y nuestro reconocido Equipo Médico nos permite ofrecer a nuestros pacientes los mejores resultados con la máxima seguridad.

¿Quién es el candidato ideal para realizarse una Rinoplastia?

Existen dos tipos de paciente, aquellos que buscan una Rinoplastia por motivos puramente estéticos ya que quieren lucir una nariz más bonita y por lo tanto, se modifica la forma y se reestructura la punta para embellecer el rostro del paciente.  En cambio, hay otros candidatos que la necesitan para el buen funcionamiento de la nariz, como corregir la desviación del tabique nasal para mejorar el paso del aire y optimizar la respiración.

La primera visita es el primer contacto con tu Cirujano Plástico. Es un acto muy importante, ya que te permitirá conocerle y poder depositar tu confianza en él. En la exploración clínica examinará el estado de tu nariz, forma, tamaño y proporcionalidad con respecto al rostro y sus facciones, estado del tabique nasal, paso del aire… y en determinados casos se solicitará un TAC nasal.

¿Cuál es la edad recomendada para la realización de una Rinoplastia?

La edad recomendada para la realización de una Rinoplastia es a partir de la mayoría de edad. Puede existir alguna excepción, pero será el Cirujano Plástico quién realizará la valoración médica directamente.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

La valoración pre-anestésica es fundamental. Sirve para prepararte adecuadamente para el acto quirúrgico; con el tiempo necesario para poder normalizar cualquier parámetro alterado y evitar cualquier complicación no prevista.

En Clínica Opción Médica utilizamos anestesia general ya que la seguridad es la misma y el procedimiento es más agradable para el paciente. El nivel actual de la anestesia es de máxima seguridad y el anestesista está al lado del paciente durante y después de la cirugía.

¿Qué duración tiene una intervención de Rinoplastia?

Según la técnica utilizada pero lo más común es que tenga una duración de entre 30 y 90 minutos. En casos más complejos, Rinoplastias secundarias o terciarias, el tiempo de la intervención puede aumentar.

¿Qué ítems son importantes sobre la recuperación?

Tras la intervención de Rinoplastia, se coloca una férula de material plástico o yeso sobre el dorso de la nariz para inmovilizar el hueso, mantener y fijar la nueva forma. Las primeras 24 horas, además, se coloca un taponamiento nasal con el fin de evitar el sangrado y estabilizar el tabique.

La nariz, una vez operada, no duele. Durante las primeras 24 horas puede aparecer un leve dolor de cabeza y alguna molestia en la nariz, que ceden con los analgésicos habituales. La zona de alrededor de los ojos puede hincharse un poco los primeros días. Podrán aparecer hematomas y equimosis, que tardarán unos 15-20 días en desaparecer.

Una semana después de la operación, se sacará la férula y se mantendrá un vendaje una semana más.

La recuperación en una Rinoplastia es muy rápida y óptima. Realmente es posible incorporarse a las obligaciones laborales en 2 o 3 días. Sin embargo, es recomendable esperar una semana para reincorporarse en la vida cotidiana.

Es muy importante evitar golpes involuntarios sobre la nariz. Para la realización de alguna actividad deportiva, el tiempo estimado de recuperación es de 3-4 semanas, siempre siendo más precavido de lo habitual con la zona.

¿Cuándo se aprecian los resultados?

El resultado de una Rinoplastia es inmediato, el paciente puede apreciar como es su nariz justo después de la cirugía, sin embargo, al retirar todos los vendajes (a las dos semanas), es cuando se empieza a tener total satisfacción con los resultados. La hinchazón de la zona es menor y la piel está más asentada. Éstos se consolidarán, día a día, hasta completarse totalmente el resultado definitivo al cabo de un año.

¿Existen riesgos?

La Rinoplastia primaria o secundaria es una opción médica muy segura. Es importante confiar en el experimentado equipo de Cirujanos Plásticos que interviene en un quirófano de Clínica Opción Médica, que les avalan más de 16.000 intervenciones realizadas con pleno éxito.

Es de vital importancia intervenirse con Cirujanos cualificados y en quirófanos de primer nivel que tengan todas las instalaciones médicas necesarias para tu integridad.

¿Hay controles posteriores?

Un paciente de Rinoplastia recibirá el alta definitiva un año después de la intervención. Durante este periodo y, desde la cirugía, se realizarán curas y controles periódicos con el Cirujano Plástico para que la evolución y los resultados sean los previstos.

¿Qué tipos de Rinoplastia existen?

Existen dos métodos distintos de Cirugía de la Nariz, la Rinoplastia Tradicional y la Rinoplastia Ultrasónica.

La Rinoplastia Ultrasónica es una Técnica revolucionaria que permite remodelar la nariz con menores incisiones y con una recuperación más rápida. Mediante un dispositivo ultrasónico se corrigen las estructuras óseas de la nariz, dándole forma y mejorando su perfil. De esta manera se realiza una Cirugía menos incisiva que no daña los tejidos blandos ni los vasos sanguíneos.

La Rinoplastia Tradicional es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentes en Cirugía Plástica. Su objetivo es mejorar el aspecto de la nariz, su proporcionalidad y la armonía del rostro buscando siempre la naturalidad. Puede emplearse la técnica abierta o cerrada, según las características físicas que presente cada paciente.

Las técnicas cerradas de Rinoplastia se realizan mediante una leve incisión a través de los orificios nasales. No dejan cicatriz visible y se puede corregir el dorso de la nariz, eliminando parte del hueso, corregir la forma y tamaño de la punta.

Aquellos pacientes ya operados o que acuden con traumatismos en la zona, requieren técnicas abiertas de Rinoplastia para poder ampliar el campo de acción. En estos casos, se separan los orificios nasales mediante una incisión en la columela (piel que separa los dos orificios) y se puede revertir la nariz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by