¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Elevación de Mamas tras el Embarazo

El pecho de la mujer durante el embarazo va sufriendo alteraciones debido al aumento del tamaño de la mama. Estos cambios, en la mayoría de casos, tienen efectos secundarios en la estética del pecho ya que al finalizar el embarazo y el período de lactancia la glándula mamaria vuelve a su tamaño original después haber pasado por diferentes estados.

La mayoría de mujeres, al finalizar la lactancia, quieren volver a poder lucir el pecho que tenían antes del embarazo ya que las mamas pueden haber perdido volumen, descendido o ambas cosas a la vez, incluso, en algunos casos, la piel puede ser menos elástica y, a consecuencia, pueden aparecer estrías.

La Cirugía Plástica permite solucionar este problema y devolver al pecho su estética perdida, elevándolo para colocarlo en la posición que se encontraba antes y, a la vez, si se precisa, aumentando su volumen mediante un implante mamario.

En Clínica Opción Médica la intervención de Elevación de Mamas es una de las más demandadas y realizadas, los Cirujanos Plásticos tienen una gran experiencia en ésta. Para llevarla a cabo posteriormente al embarazo es recomendable esperar un año después del nacimiento del bebé.

Procedimiento

El tratamiento quirúrgico empleado se denomina Mastopexia. En la primera visita, con el Cirujano Plástico, el paciente debe explicarle al Doctor cuáles son sus deseos en cuanto a la forma y tamaño para cumplir sus expectativas, el Cirujano Plástico le dará su opinión al respeto y le informará sobre la mejor forma de proceder.

Técnica

El tratamiento de Elevación de Pecho consiste en la eliminación de la piel sobrante, elevar la implantación de los pechos y, en algunos casos, colocar una prótesis mamaria para recuperar el volumen perdido o simplemente para incrementar la talla.

La técnica idónea para la elevación de las mamas dependerá siempre del grado de descenso del pecho y del estado de la piel de la cada paciente. Situaciones de descenso moderado se pueden solucionarse fácilmente mediante la colocación de una prótesis de gel cohesivo de silicona. Grados de descenso más avanzados requieren el uso de una técnica denominada de “Benelli”, donde se recoloca la mama a través de una pequeña incisión alrededor de la areola. En casos más avanzados, será necesaria la realización de una incisión “vertical”, es decir alrededor de la areola y en la línea media de la mama, desde la areola hacía el surco, llegando hasta él o sin alcanzarlo. Finalmente, en casos muy avanzados la incisión deberá ser “en forma de T invertida”, es decir como la anterior, pero prolongada unos centímetros en el surco mamario.

Resultado

El resultado de la intervención es un pecho más elevado, donde se recupera la forma, la colocación, el volumen y la autoestima de la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *