Rinoplastia, ¿Cómo Lograr una Nariz Natural?

 Rinoplastia, ¿Cómo Lograr una Nariz Natural?

Lograr una nariz natural y perfecta es el principal objetivo de cualquier paciente cuando se somete a una Rinoplastia, gracias a los grandes avances de la Cirugía Plástica y Reparadora es posible conseguirlo con experimentados y reconocidos profesionales. Un elemento importante en esta intervención es conseguir la simetría de la nariz y de ésta con el rostro ya que, generalmente, la simetría facial siempre está asociada con la belleza.

Objetivo, la Simetría

Realizarse un pequeño retoque en la nariz o uno mayor depende de las singularidades de cada nariz, aunque el objetivo que se busca es siempre el mismo: conseguir una nariz, que después de la intervención, tenga un aspecto mejor y su proporcionalidad y armonía estén totalmente acordes con los rasgos faciales, buscando siempre la naturalidad y simetría.

La mejor cirugía es aquella que nadie nota por su naturalidad, no existen unas muestras standard donde el paciente puede elegir una nariz, ya que cada paciente es un caso diferente. Por este motivo, en Clínica Opción Médica el primer paso del Cirujano Plástico es realizar un estudio de cada rostro con detenimiento y conocer a la persona y sus intereses para conseguir los mejores resultados.

La Cirugía de la Nariz permite actuar sobre el ángulo que forma con la frente, modificar el dorso, reestructurar la punta, estrechar los orificios nasales, disminuir o aumentar el tamaño, corregir defectos congénitos o adquiridos, corregir desviaciones e incluso mejorar el paso del aire y la respiración, muy necesario en el caso de algunos pacientes.

Técnicas

Para realizar una Rinoplastia y conseguir el objetivo de cada paciente y del Cirujano Plástico, pueden emplearse diferentes técnicas o procedimientos.

Las técnicas cerradas de Rinoplastia se realizan mediante una leve incisión a través de los orificios nasales (narinas). No dejan cicatriz visible y se puede corregir el dorso de la nariz, al eliminar parte del hueso y corregir la forma y tamaño de la punta (cartílagos alares), etc.

Casos ya operados anteriormente, o tratados debido a un traumatismo, requieren técnicas abiertas de Rinoplastia para poder ampliar el campo de acción. Se separan los orificios nasales mediante una incisión en la columela (piel que separa los dos orificios) y se puede revertir la nariz.

Se trata de una intervención sencilla y segura que tiene una duración de entre 30 y 90 minutos, dependiendo de la técnica empleada, decidida siempre por el Cirujano Plástico. Sus resultados son inmediatos y altamente satisfactorios para todos los pacientes.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar