¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Vender a toda costa: así funcionan las clínicas low cost

Cómo Funcionan las Clínicas Low Cost

Primero me gustaría presentarme, soy Francisco Mora, Director Médico y Responsable de Cirugía Plástica y Reparadora de Clínica Opción Médica.

Me gustaría usar este blog para poder explicaros reflexiones e ideas que me vayan surgiendo y que crea que puedan ser útiles, tanto para nuestros pacientes actuales como para aquellos que puedan visitarnos en un futuro.

El engaño empieza en la primera visita

Tras largas horas reflexionando sobre el primer tema que podría tratar, he decidido que empezaré por el principio. Y el principio no puede ser otro que la primera visita.

Vivimos en un mundo mercantilizado, donde la salud se ha convertido en un producto que se compra y se vende y donde la figura del medico ha dejado de tener la importancia que tenía.

Ahora hay una nueva figura que se hace llamar ‘asesora’. Una persona que se disfraza de sanitario, bajo una bata blanca y que trata al paciente con buenas palabras, pero que al fin y al cabo solo tiene un único fin, VENDER.

Parece una figura inofensiva, pero en realidad entraña algunos peligros para el paciente, dado que se trata de una comercial y el único objetivo que tiene no es otro que vender.

Un médico vela por el paciente, mientras que una comercial vela por sus intereses.

Un médico especialista se mueve por otras muchas razones. De hecho, realizamos un juramento hipocrático que nos obliga a tener unos estándares éticos, donde siempre prima el beneficio del paciente, por encima de cualquier otra consideración.

Además, existe un concepto que escapa de cualquier otra consideración y ese es la responsabilidad. Un médico que visita a un paciente tiene la responsabilidad de ofrecerle el mejor tratamiento posible. En cambio, una persona ajena a la medicina, puede prometer lo que quiera y luego no cumplir nada de lo prometido.

Cuando el único objetivo es vender, el paciente sufre las consecuencias

Por desgracia, desde el resurgir de las clínicas low cost, estoy visitando en mi consulta a muchos pacientes que han recibido tratamientos en otras clínicas y que están profundamente disgustados con el resultado.

La mayoría se quejan de que el primer día les atendió una asesora que les prometió un sinfín de resultados, sin embargo, ninguno de ellos se acabó cumpliendo.

Es este prometer sin control, sin de verdad conocer las posibilidades de la cirugía, lo que genera que actualmente haya muchas pacientes descontentas con el resultado.

Debemos exigir que las visitas médicas las realicen médicos y no médicos cualquiera, aquellos que en última instancia van a ser los responsables de la cirugía. Solo de esta forma podremos asegurar, que aquello que se nos promete en una consulta, corresponda después con el resultado quirúrgico.

«Como dice la sabiduría popular, lo barato sale caro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by