¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Lipoláser

El Lipoláser o Liposucción por Láser es la evolución de la Liposucción Tradicional, una nueva Técnica de última generación que acaba con el exceso de grasa localizada y a la vez reafirma el tejido tratado.

Es un excelente y definitivo Tratamiento de remodelación corporal que esculpe con gran definición tanto zonas grandes como abdomen o piernas como zonas más pequeñas como papada o tobillos.

TODO INCLUIDO

  • 1ª consulta gratuita sin compromiso
  • Pruebas preoperatorias
  • Servicio de quirófano
  • Anestesia
  • Faja
  • Controles postoperatorios hasta el alta
  • GARANTÍA COM

Detalles

¿Qué es el Lipoláser?


El Lipoláser o Liposucción con Láser es la evolución de la Liposucción Tradicional. Esta innovadora Técnica, de gran definición, permite acabar con el exceso de grasa localizada, además de tratar la tersura de la piel e, incluso, la celulitis.

La Técnica de Lipoláser se puede aplicar tanto en zonas grandes como abdomen, piernas o brazos o en pequeñas áreas como rodillas, tobillos, cuello y papada, gracias a la precisión digital.

La grasa se destruye definitivamente sin descolgar el tejido ya que el calor que irradia genera colágeno que va reafirmando el tejido.

Procedimiento


Se realiza una pequeña incisión sobre la zona donde existe el exceso de grasa. A partir de aquí, el Cirujano Plástico introduce la cánula que, a diferencia de una Liposucción Tradicional, ésta tiene una terminación luminosa que transmite el calor de la energía láser para disolver y licuar la grasa.

Parte de la grasa el cuerpo la elimina de forma natural y otra se absorberá ya licuada, con una cánula sin dañar los tejidos.

El uso del láser para eliminar el exceso de grasa produce un efecto reafirmante sobre el tejido, uno de los beneficios más destacados de esta innovadora técnica. Asimismo, destruye los adipocitos definitivamente y gracias a la emisión del calor, se reducen hemorragias, hematomas y dolor.

La intervención se realiza normalmente con anestesia ligera, hecho que permite que el paciente pueda regresar a su domicilio el mismo día, unas dos o tres horas después de la intervención.

Preguntas frecuentes

1 ¿Cuándo está indicado este tratamiento?
Este procedimiento se recomienda en diferentes casos:

- Personas con exceso de grasa localizada en zonas como: glúteos, cartucheras, cara interna de muslos, rodillas, brazos, abdomen, cuello y papada.
- Pacientes que desean tratar la piel, además de acabar con el exceso de grasa.
- Retoques de Liposucciones Tradicionales previas cuyos resultados no han sido satisfactorios.
- Acúmulos de silicona libre.
1 ¿Cuándo se aprecian los resultados?
La corrección del volumen se aprecia de forma inmediata una vez finalizada la Cirugía, sin embargo, dada la inflamación de la zona tras la intervención, no es posible ver el resultado definitivo hasta pasados entre dos y cuatro meses de la intervención.
1 ¿En qué se diferencia de una Liposucción Tradicional?
La adaptación de la piel a la nueva silueta es mejor que con una Liposucción Convencional, es decir, mientras la Liposucción como la conocíamos hasta ahora acababa exclusivamente con el exceso de grasa, esta innovadora técnica permite cuidar el aspecto y la tersura que luce la piel tratada. En este sentido, cada vez son más las mujeres que pasan por este tratamiento tras pasar por un embarazo.
1 ¿Los resultados son definitivos?
Los resultados son permanentes si mantenemos el peso. Si engordamos, lo haremos de manera más homogénea, es decir, engordaremos más en otras zonas y casi nada en las operadas.
1 ¿Qué zonas se pueden tratar?
La técnica de Lipoláser se puede aplicar en zonas grandes como abdomen, piernas o brazos o en pequeñas áreas como rodillas, cuello y papada, gracias a la precisión digital.
1 ¿Cuándo podré volver a mi rutina habitual?
Podrás realizar una actividad normal al cabo de las primeras 24-48 horas. La actividad física intensa (deporte) deberá esperar un mes aproximadamente.
1 ¿Se puede realizar en el cuello y la papada?
Sí, cuando existe un exceso de grasa en esas zonas. Además, gracias al uso del láser es posible conseguir un resultado armónico al invertir delicadamente la curvatura de la piel del cuello. De hecho, es la Técnica más recomendada para tratar la zona del cuello y papada.
1 ¿Qué tipo de anestesia se utiliza?
La Cirugía siempre se realiza con anestesia, que puede ser sedación profunda o anestesia general, dependiendo de la cantidad de zonas a tratar y de factores, pero en ningún caso se siente nada durante la intervención.