Rinoplastia: Cirugía de la Nariz

La nariz es el elemento central del rostro. Cuando miramos a una persona, primero nos fijamos en sus ojos, su nariz, en el óvalo facial.

Los avances médicos han facilitado y simplificado las técnicas quirúrgicas que modifican la forma de la nariz, hasta el punto de convertir la Rinoplastia en uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentes en cirugía plástica y estética.

Rinoplastia o Cirugía de la Nariz
Información

Procedimiento

La primera visita de Rinoplastia es el primer contacto con tu cirujano. Es un acto muy importante que te permitirá conocerle y poder depositar tu confianza en él. En la exploración clínica examinará el estado de tu nariz, forma, tamaño y proporcionalidad con respecto al rostro y sus facciones, estado del tabique nasal, paso del aire... En determinados casos, solicitará una radiografía o incluso un TAC nasal.

En función de los resultados, te aconsejará y explicará cuál es la técnica de Rinoplastia más adecuada para ti, así como las expectativas y resultados que puedes esperar de la operación.

Las técnicas cerradas de Rinoplastia se realizan mediante una leve incisión a través de los orificios nasales (narinas). No dejan cicatriz visible y podemos corregir el dorso de la nariz, eliminando parte del hueso, corregir la forma y tamaño de la punta (cartílagos alares), etc.

Casos ya operados antes, o debidos a traumatismos, requieren técnicas abiertas de Rinoplastia para poder ampliar el campo de acción. Se separan los orificios nasales mediante una incisión en la columela (piel que separa los dos orificios) y se puede revertir la nariz.

Preguntas Frecuentes

¿Cuándo está indicada la Rinoplastia?

  • Actuar sobre el ángulo que forma con la frente (nariz helénica).
  • Modificar el dorso de la nariz (giba).
  • Reestructurar la punta, elevarla, descenderla o modificar su forma.
  • Estrechar los orificios nasales.
  • Disminuir o aumentar el tamaño de la nariz.
  • Corregir defectos congénitos o adquiridos (accidentes).
  • Mejorar y corregir desviaciones.
  • Mejorar el paso del aire y la respiración.

¿Cuánto dura la intervención de Rinoplastia?

La Rinoplastia dura entre 30 y 90 minutos, según la técnica que utilicemos. En casos complejos, sobre todo rinoplastias secundarias o terciarias, la intervención puede durar más tiempo.

La Rinoplastia siempre se realiza en quirófano, en una clínica de nivel 1, por cirujanos plásticos experimentados.

¿Sentiré algo durante la cirugía de Rinoplastia?

La valoración pre-anestésica es fundamental. Sirve para prepararte adecuadamente para el acto quirúrgico de Rinoplastia; con el tiempo necesario para poder normalizar cualquier parámetro alterado y evitar cualquier complicación no prevista. El nivel actual de la anestesia es de máxima seguridad.

El anestesista estará a tu lado durante y después de la cirugía de Rinoplastia para que todo vaya bien. A las pocas horas de haber realizado la intervención, estarás en condiciones de ir a tu domicilio; dependiendo de la técnica de Rinoplastia utilizada te podrás quedar en observación las primeras 24 horas.

¿Cómo es la recuperación de la cirugía de Rinoplastia?

Tras la intervención de Rinoplastia, se coloca una férula de material plástico o yeso sobre el dorso de la nariz, para inmovilizar el hueso y mantener la nueva forma. Las primeras 24 horas colocamos además un taponamiento nasal con el fin de evitar el sangrado y estabilizar el tabique.

La nariz, una vez operada, no duele. Podemos tener, las primeras 24 horas, una sensación de leve dolor de cabeza y alguna molestia a nivel de la nariz, que ceden con los analgésicos habituales. La zona de alrededor de los ojos puede hincharse un poco los primeros días. Podrán aparecer hematomas y equimosis, que tardarán unos 15-20 días en desaparecer.

A la semana de la realización de la Rinoplastia, quitaremos la férula y mantendremos un vendaje con tiras adhesivas una semana más; tras la cual lo retiraremos totalmente.
El resultado de una Rinoplastia es visible ya desde la cirugía, sin embargo al retirar todos los vendajes, a las dos semanas, es cuando comenzarás a tener total satisfacción de los resultados. Estos se consolidarán, día a día, hasta completarse totalmente al cabo de un año.

La recuperación en una Rinoplastia es muy rápida. Realmente es posible incorporarte a las obligaciones laborales con prontitud, 2 ó 3 días. Sin embargo, es recomendable esperar una semana. Deberás tener cuidado y no darte ningún golpe involuntario sobre la nariz. Deberás esperar por lo menos 3-4 semanas para realizar alguna actividad deportiva y siempre con mucha precaución.

¿Existen riesgos en la Rinoplastia?

La Rinoplastia primaria o secundaria es una opción médica segura. Has de confiar siempre en un buen equipo de cirujanos plásticos e intervenirte en un quirófano de una clínica de nivel 1 que tenga todas las instalaciones médicas necesarias; para tu integridad.

Los riesgos son muy escasos, tu cirujano te informará. Como te hemos comentado, la visita pre-anestésica y la del cirujano son vitales para tu seguridad.

Las complicaciones son raras en la Rinoplastia, las más habituales son pequeños sangrados, infecciones... En caso de producirse, se solucionan con prontitud.

¿Cuántos controles posteriores requiere una Rinoplastia?

Hasta pasado un año de la cirugía no te daremos el alta definitiva. Durante este tiempo y desde la cirugía, realizaremos curas y controles periódicos para que la evolución y los resultados sean los previstos.

0
0
0
s2sdefault