¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Aprende a leer las etiquetas de los alimentos ¡y deja de contar calorías!

Cómo Leer las Etiquetas de los Alimentos

Una de las grandes preocupaciones cuando llenamos nuestro carrito de la compra son las calorías que llevan todos y cada uno de los alimentos que vamos a comprar: desde los cereales 0% azúcares, hasta el tipo de pan o leche que protagonizará nuestro desayuno, ¿leche de soja? ¿leche de avena? ¡Tranquila! Tenemos la solución para ti y todo empieza por dejar de contar calorías.

Gemma Miranda, Responsable de la Unidad de Nutrición y Dietética de Clínica Opción Médica, nos desvela la solución, para que te conviertas en toda una experta sobre información nutricional.

Si no tiene etiqueta ¡mucho mejor!

El punto más importante antes de leer las etiquetas de los alimentos es que si no hay etiqueta nutricional ¡mejor que mejor!

Los productos más saludables son los que no están tan manipulados por la industria alimentaria y esos, no contienen una etiqueta nutricional ni una lista de ingredientes, dado que el único ingrediente que contienen es el propio alimento que estamos consumiendo, por ello, tu carrito de la compra debe estar lleno de frutas y verduras. Nada más saludable para tu dieta, que la comida sin etiquetas:

Cuanta mayor manipulación haya de un alimento, más ingredientes tendrá. Por ejemplo, un plátano tendrá información sobre su lugar de procedencia o el peso, pero no tendrá una lista de ingredientes, químicamente hablando, porque no está manipulado. Ahora bien, si este plátano está dentro de un batido de leche o un bizcocho, donde ya hay una manipulación, ahí sí que habrá una etiqueta, dado la legislación obliga a incluirlo y como comentábamos antes, sí estaría modificado por la industria alimentaria. Por lo tanto, cuánto más saludable sea lo que estemos consumiendo, menos ingredientes añadidos tendr&aacute. Aclara la especialista en Nutrición.

Lo más importante está al final de la tabla ¡y son los ingredientes!

Los productos 100% naturales y sin lista de ingredientes son óptimos en nuestra dieta, pero algunos de ellos, como los lácteos o cereales, son igual de importantes y sí cuentan con una tabla nutricional, ya que han sido manipulados por la industria alimentaria, pero ¿cuál de ellos es óptimo para mantener nuestra línea?

Lo primero que debes saber es que, en la tabla nutricional, lo más importante está al final de todo ¡y son los ingredientes que contiene!

Lo primero que debemos de tener claro es que en la etiqueta hay mucha información, como el fabricante, de dónde procede el producto, cantidad, número de calorías, etc. Ahora bien, lo que más nos interesa saber es el valor nutricional de ese producto y eso lo valoraremos fijándonos en los ingredientes, no en el número de calorías”. comenta Gemma.

Por lo que si hasta ahora creías que las calorías de lo que añadías a tu carrito de la compra era decisivo en tu dieta, puedes estar tranquila, ¡deja descansar a la calculadora de tu smartphone y ponte a leer ingredientes!

El primer ingrediente de la lista es decisivo en tu dieta

Si todavía no sabes qué tipo de pan, leche o cereales es el mejor para tu dieta, ya sabes que lo primero que debes mirar es el listado de ingredientes y no las calorías que contiene.

En este listado, el primer ingrediente es el más importante, ya que es el que está presente en el alimento que vas a consumir:

En el listado de ingredientes, el primero que encuentres es el que estará en mayor cantidad. Por ejemplo, si quieres comprar un paquete de pollo rebozado y no sabes cuál elegir, porque hay varias marcas, etc. Lo primero que tienes que mirar en la lista de ingredientes es el primer ingrediente de todos. Si en uno el primero es pollo y en el otro el primer ingrediente es pan, sabremos que uno tiene más rebozado y el otro tiene más cantidad de pollo.

En la misma línea irían otros productos, como el jamón, por ejemplo. Si no sabemos qué tipo de jamón elegir, hemos de fijarnos en la lista de ingredientes y ver qué ingrediente es el primero, ya que a veces puede contener harina y poco jamón.

¿Pavo o jamón? ¿Leche de soja o desnatada? ¿Pan integral o normal?

Si todavía tienes dudas entre elegir pavo o jamón, leche de soja o desnatada, pan integral pan normal, ¡fíjate en los ingredientes!

Todos los productos que estén envasados y añadas a tu lista de la compra, tienen una tabla nutricional y al final de ésta, hay un listado de ingredientes. Algunos de ellos poco saludables ¡y estos muy beneficiosos para la salud! La clave está en mirar el primer ingrediente de la lista y en qué medida lo han incluido:

El jamón puede ser muy saludable, lo que has de mirar es el porcentaje de jamón que hay. Lo mismo ocurre con el pavo, ¿cuál es el primer ingrediente que hay en el pavo que vas a comprar? ¡Eso es lo hemos de mirar! Así hay que dejar de contar las calorías y fijarnos en el contenido de lo que estamos comprando, dado que, por esa regla de tres, elegiríamos antes el pan normal antes que el pan integral, ya que este último tiene más calorías.

El pan integral tiene mayor número de calorías, sí, pero tiene más fibra, por lo tanto, lo digeriremos mejor y no lo convertiremos en grasa, por lo que da igual que tenga más calorías que el pan normal. Esto es un ejemplo de la importancia de la lista de ingredientes, ante el número de calorías, aclara Gemma Miranda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by