¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Consejos para Cuidar la Piel en Invierno

Consejos para Cuidar la Piel en Invierno

El sol es el gran enemigo de la piel pero existen otros factores que la dañan. Cuidar la piel durante los meses más fríos del año es igual o más importante que en verano. Durante la época invernal la dermis sufre mucho por las bajas temperaturas, el viento, la humedad, la calefacción y los contrastes, hecho que produce deshidratación, sensibilidad, tirantez, envejecimiento prematuro.

Consejos de Clínica Opción Médica para cuidar la piel en invierno

  • Mantener una humedad adecuada en los lugares donde pasas la mayor parte del tiempo durante el día: hogar y trabajo. La calefacción reseca mucho el ambiente y la piel, haciendo que sea más vulnerable. Una buena opción son los humidificadores. Además hay que intentar evitar los cambios bruscos de temperatura ya que aumenta la posibilidad de aparición de vasos dilatados y capilares rotos.
  • Aplicar diariamente una buena crema hidratante que lleve componentes “humectantes” para atraer el agua dentro de la piel, así como realizar una limpieza facial por la mañana y por la noche con una limpiadora suave y una exfoliación semanal para eliminar células muertas.
  • Beber dos litros de agua al día, igual que en los meses más calurosos del año, ya que refuerza la estructura de la piel y la mantiene elástica e hidratada.
  • Seguir una dieta equilibrada, priorizar la ingesta de frutas y verduras y, además, comer legumbre, cereales y hortalizas. Es importante para aportar al organismo la cantidad de vitaminas y antioxidantes necesarios para paliar los efectos sobre la piel y mejorar los mecanismos de defensa naturales.
  • Llevar un estilo de vida saludable, evitar el tabaco y el alcohol, respetar las horas de sueño, evitar un ritmo intrépido y practicar ejercicio de forma regular.
  • Hay zonas faciales que tienen una piel más delicada, como los labios y el contorno de los ojos, en éstas deben aplicarse protectores adecuados.
  • La piel de las manos está expuesta a diversos agentes que pueden dañarla como el frío o los detergentes usados en las labores domésticas. Se recomienda utilizar una crema específica diariamente para la zona para paliar los efectos.
  • El cuello y el escote también son zonas que merecen una especial atención, hay que protegerlas con filtros adecuados para el sol.
  • En los baños y duchas no hay que abusar del agua caliente, ni de los jabones agresivos. Se recomienda utilizar agua tibia con jabones suaves, ricos en lípidos y con Ph neutro.
  • Todos los tratamientos nutritivos de aplicación corporal en aquellas zonas que estén expuestas al sol deberán contar con filtros adecuados. El índice de protección deberá ser más alto si se realizan deportes en invierno.

 

Los factores externos que acompañan el invierno como el frío, el viento, la humedad, la lluvia, las temidas calefacciones y los contrastes pueden dañar la piel y acelerar el envejecimiento de aquellas zonas del cuerpo que se encuentran permanentemente expuestas, hay que prestar especial atención en éstas zonas para evitar el efecto nocivo de los principios externos propios de la estación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by