¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Tips para la Prevención de la temida Celulitis

Tips para Prevenir la Celulitis

Diferentes estudios estiman que un 90% de las mujeres padece celulitis, una antiestética acumulación de tejido adiposo localizado en determinadas zonas del cuerpo como los glúteos, caderas, abdomen o muslos que forma irregularidades en el contorno corporal.

Es una alteración más frecuente en mujeres que en hombres, favorecida por los estrógenos que, además de provocar una gran retención de líquidos, contribuyen a aumentar el volumen de las células y facilitar la rotura del tejido adiposo subcutáneo.

La Celulitis no es un problema de salud grave pero su presencia puede alertar de algunos problemas como el funcionamiento del sistema linfático, retención de líquidos o trastornos inflamatorios. Además, puede causar complejos en la persona que la padece.

Entendiendo perfectamente qué es y sus causas podremos prevenirla y saber qué podemos hacer para evitarla o atenuarla una vez ya la padecemos.

Qué es la Celulitis y sus causas

La Lipodistriofia Ginecoido o Celulitis es una acumulación de nódulos adiposos en el tejido subcutáneo del cuerpo de algunas zonas como: caderas, muslos, abdomen o glúteos.

La Celulitis provoca la alteración de algunas funciones fisiológicas de los tejidos adiposos, fibrosos y conjuntivos. Este hecho supone que la persona que la padece sufra retención de líquidos y un alto nivel de producción de estrógenos.

Causas de la aparición de la celulitis

Se produce en la capa más profunda de la piel, la hipodermis. En esta zona se encuentran los adipocitos, encargados de almacenar la grasa para amortiguar los impactos externos y mantener la temperatura corporal. Cuando éstas se desgastan y la grasa no se encuentra en equilibrio, es cuando las células aumentan su tamaño y presionan la piel, creando esas antiestéticas protuberancias.

Los Adipocitos dejan de funcionar por la mala circulación, la genética, el mal funcionamiento de las hormonas o un ritmo de vida sedentario en el que la alimentación y el ejercicio juegan un papel fundamental.

La activación de la circulación sanguínea y el metabolismo de los adipocitos se produce a través de la actividad física, además la alimentación ayuda a regular el tipo de grasas que les llegan.

Prevención de la Celulitis

Para intentar no padecer celulitis lo mejor es anticiparse a ella, no hay soluciones mágicas pero siguiendo los siguientes consejos es más difícil no desarrollarla.

Consejos preventivos

  • Seguir una vida activa, huir del sedentarismo. No realizar actividad a diario disminuye la masa muscular, aumenta la masa grasa, incrementa la flacidez y empeora la circulación; además, mantenerse en la misma posición un largo período de tiempo también puede favorecer la retención de líquidos.
  • Hacer ejercicio. Además de huir del sedentarismo hay que realizar ejercicio de forma continuada, el deporte más recomendado para evitar la celulitis es el aeróbico, correr, ir en bici o nadar son ejercicios muy recomendables.
  • Dejar de fumar y consumir alcohol. El tabaco produce alteraciones en la microcirculación, disminuye la oxigenación de los tejidos y aumenta los radicales libres de la piel. Asimismo, degrada las fibras elásticas de la piel y el colágeno. El consumo de alcohol, conlleva a un exceso de grasa acumulada corporal.
  • Beber dos litros de agua diarios.
  • Evitar el uso de prendas que se ajusten demasiado al cuerpo y los tacones altos ya que dificultan el retorno venoso y alteran los mecanismos de bombeo de la sangre.
  • Controlar las alteraciones emocionales como la ansiedad o el estrés ya que pueden producir un aumento de ciertas hormonas del cerebro como la adrenalina o noradrenalina que estimulan la grasa de depósito en altas concentraciones.
  • Tener cuidado con el consumo algunos medicamentos, sobre los anticonceptivos ya que favorecen la retención de líquidos.

Consejos alimenticios preventivos

Generalmente, los alimentos que empeoran el estado de la celulitis son aquellos que contienen grasas saturadas, azúcares y añadidos químicos. A continuación detallamos algunos tips alimenticios:

  • Limitar la ingesta de grasas y carbohidratos ya que producen un exceso de insulina que favorece el acúmulo de grasa.
  • Restringir la sal y los alimentos ricos en sodio ya que favorecen la retención de líquidos
  • Evitar carnes embutidas como el chorizo, jamón, salchichones, tocino,… debido a su alto contenido en harinas, grasas y sodio, enemigos de la circulación.
  • Aumentar la ingesta de fibra para evitar el estreñimiento y la resistencia venosa.
  • Moderar el consumo de lácteos, por su gran concentración de grasas saturadas, aunque es verdad que también contienen nutrientes positivos para el organismo.
  • Evitar condimentos como la mayonesa, mostaza, salsa de tomate, soja,… la mayoría de ellos aumentan la acumulación de grasa en el cuerpo o conllevan a la retención de líquidos
  • Frenar el consumo de café y refrescos, sobre todo los que contienen altas dosis de cafeína ya que es un aditivo que puede empeorar la salud de la piel. Es una sustancia que interfiere en el proceso de oxigenación de los tejidos.
  • Reprimir el consumo de dulces ya que el exceso de azúcar aumenta la presencia de glucosa en la sangre y dificulta la actividad del metabolismo.

El Lipolaser

La Celulitis es un trastorno que es muy difícil de combatir, el Lipoláser es una innovadora técnica que además de acabar con la grasa localizada, como lo hace la Liposucción tradicional, trata la piel, su tersura y consistencia, de tal forma que puede acabar con la celulitis.

Es un procedimiento que se recomienda mayoritariamente en los siguientes casos:

  • Personas con exceso de grasa localizada en zonas como: glúteos, cartucheras, cara interna de muslos, rodillas, tobillos, brazos, abdomen, cuello y papada.
  • Pacientes que desean tratar la piel, además de acabar con un exceso de grasa.
  • Retoques de Liposucciones Tradicionales previas cuyos resultados fueron insatisfactorios.

La intervención consiste en realizar una pequeña incisión sobre la zona donde existe el exceso de grasa. A partir de aquí, el doctor introduce la cánula que, a diferencia de una Liposucción Tradicional, ésta tiene una terminación luminosa que transmite el calor de la energía láser. Así, se produce la disolución de la grasa, es decir, se convierte en líquido. Parte de la grasa el cuerpo la elimina de forma natural y otra la absorberá, si es necesario, con una cánula.

El uso del láser para eliminar el exceso de grasa produce un efecto reafirmante sobre el tejido, uno de los beneficios más destacados de esta innovadora técnica.

La corrección del volumen se aprecia de forma inmediata una vez finalizada la Cirugía, sin embargo, dada la inflamación de la zona tras la intervención, no es posible ver el resultado definitivo hasta pasados entre dos y cuatro meses de la intervención.

La adaptación de la piel a la nueva silueta es mejor que con la Liposucción convencional, es decir, mientras la Liposucción como la conocíamos hasta ahora acababa exclusivamente con el exceso de grasa, esta innovadora técnica permite cuidar el aspecto y la tersura que luce la piel tratada. En este sentido, cada vez son más las mujeres que pasan por este tratamiento tras pasar por un embarazo.

Los resultados son permanentes si mantenemos el peso. Si engordamos, lo haremos de manera más homogénea, es decir, engordaremos más en otras zonas y casi nada en las operadas.

Primera Visita Médica Gratuita

Si padeces celulitis y quieres saber si la Cirugía Plástica puede ayudarte, no dudes en ponerte en contacto con Clínica Opción Médica, nuestros Cirujanos Plásticos pueden valorarte en una Primera Visita e informarte de las soluciones de forma totalmente gratuita y sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by