¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Blefaroplastia, una intervención sencilla con resultados espectaculares

Blefaroplastia Sencilla y Espectacular

La Blefaroplastia es una intervención quirúrgica que mejora la apariencia de los párpados, tanto superiores como inferiores, provocando un rejuvenecimiento en la mirada de las personas que se la realizan. En España ya es la tercera operación más demandada solo por detrás del Aumento de Mamas y las Cirugías del Abdomen, y la primera en pacientes de 55 a 60 años. Y es que, aunque suele ser una de las intervenciones quirúrgicas que más respeto da a los pacientes, los resultados de este tipo de intervención son espectaculares y la comodidad que otorga es realmente satisfactoria. 

La Cirugía Ideal para Rejuvenecer el Rostro

La piel del párpado es la piel más delgada que hay en el rostro y la primera que muestra los efectos del paso del tiempo. Con la edad van apareciendo bolsas de grasa en los párpados superiores e inferiores y un exceso de piel en los mismos y, en consecuencia, se puede apreciar un aspecto de cansancio permanente y una mirada vacía y pesada. Es un trastorno progresivo pero que a larga duración puede resultar muy molesto. 

La Blefaroplastia puede ser la Cirugía ideal para rejuvenecer el rostro. Con ella se consigue una mirada más abierta, fresca y luminosa, se gana amplitud del campo visual, eliminar el aspecto de cansancio permanente y aportarle al rostro juventud.

Una Intervención Segura y sin Complicaciones

Los párpados son una parte muy delicada y visible del rostro por lo tanto es natural que nos preocupe la posibilidad de que quede alguna cicatriz visible. Sin embargo, está demostrado que La Cirugía de los Párpados es una de las intervenciones quirúrgicas más sencillas y que tienen una recuperación más rápida. De hecho, se realiza con Anestesia local o sedación y no requiere de ingreso hospitalario. 

Las técnicas que se emplean en la actualidad permiten hacer incisiones muy finas y precisas en el borde e incluso el interior del párpado. Así se consigue que las cicatrices queden escondidas y tras la recuperación sean imperceptibles. Incluso las personas con tendencia a cicatrizar mal pueden quedar perfectamente, ya que la piel de los párpados es muy fina y cicatriza de forma más fina. 

Cualquier intervención quirúrgica tiene sus riesgos y como es natural requiere de unos tiempos de recuperación. En el caso de la cirugía de párpados, a pesar de su complejidad tiene un postoperatorio bastante corto y llevadero. En cuanto al riesgo de complicaciones, es mínimo si nos ponemos en manos expertas.

¿Cuándo está indicada?

La Blefaroplastia está indicada a todas aquellas personas que sufren de alguno de estos problemas como:

  • Descolgamiento de los párpados superiores.
  • Bolsas de grasa en canto interno del párpado superior.
  • Bolsas de los ojos en párpados inferiores.
  • Exceso de piel.

Generalmente los pacientes suelen tener 35 años o más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

¿Qué tipo de técnicas existen?

Generalmente se diferencian 2 técnicas diferentes, aunque pueden realizarse de forma simultánea en la misma intervención.

  • Blefaroplastia superior: Se elimina el exceso de grasa o piel de los párpados superiores mediante una incisión que queda oculta en un surco natural de la piel, la cual se cierra mediante puntos de sutura finos, por lo que la cicatriz en esta intervención es invisible.
  • Blefaroplastia inferior: En este caso, se procede a la eliminación de las llamadas bolsas. La cirugía se realiza por vía transcutánea, en este caso la incisión se disimula bajo las pestañas, por lo que tampoco habrá ninguna cicatriz visible. 

En todas las intervenciones de Cirugía Plástica y Reparadora es esencial la primera vista con el Cirujano. Es una cita muy importante ya que te permitirá conocerle y poder depositar tu confianza en él, así como podrás explicarle detalladamente tus objetivos.  Además, el Cirujano te realizará una exploración clínica, te examinará la zona ocular y valorará el exceso de piel en los párpados y la existencia de grasa en párpados superior e inferior.

Además, es el momento de poder descartar enfermedades que favorecen estos cambios Después de este estudio, te aconsejará y explicará cuál es la Técnica más adecuada para tu caso, así como las expectativas y resultados que debes esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *