¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Botox, el Veneno de la Eterna Juventud

Mucho se ha hablado sobre el Botox durante los últimos años y gracias a sus resultados probados, hoy goza de una gran aceptación en todo el mundo. El Botox o Vistabel es uno de los tratamientos más eficaces y demandados para el tratamiento de las arrugas de expresión. Tras su aplicación se produce una relajación temporal sobre los músculos que originan este tipo de arrugas, devolviendo así juventud y tersura al rostro.

Nuestros Cirujanos miembros de la Unidad de Cirugía Plástica te descubren todo lo que debes de saber acerca del Botox, sus resultados y desmontan los falsos mitos que existen sobre el tratamiento:

¿Qué es la Toxina Botulínica?

La Toxina Botulínica es una neurotoxina producida por una bacteria denominada Clostridium Botulinum. Se trata en realidad de uno de los venenos más poderosos del planeta y es el causante del Botulismo, caracterizado por el desarrollo de alteraciones vegetativas y parálisis muscular progresiva.

A pesar de todo, el Botox no es en absoluto dañino cuando se utiliza en pequeñas cantidades para tratamientos estéticos.En medicina, la Toxina Botulínica tipo A se utiliza como fármaco desde hace más de 20 años. En su inicio, se aplicó básicamente para el tratamiento de espasmos musculares (tics, estrabismos oculares, etc.). En la década de los 90, se empezó a utilizar con éxito en EE.UU para el tratamiento de las arrugas de expresión. En España, el Botox se empezó a comercializar con el nombre de Vistabel en el año 2004.

Hoy, se utiliza también para controlar el exceso de sudoración y se han iniciado algunos estudios clínicos para demostrar sus efectos contra las migrañas y otras dolencias.

¿En qué consiste el tratamiento con Botox?

Mediante micro-inyecciones subcutáneas el médico infiltra el Botox en los músculos de las zonas donde se desean eliminar las arrugas. Su efecto produce una relajación temporal de los músculos que originan las arrugas de expresión: frente, entrecejo y las conocidas como ‘patas de gallo’. Actualmente, solo se aplica en estas zonas, pero ya se están estudiando otras indicaciones con resultados esperanzadores a nivel de la piel del escote, antebrazos y comisuras labiales.

¿Cuánto dura el efecto del Botox?

Sus resultados comienzan a ser visibles a las 48-72 horas tras realizar el tratamiento, alcanzando su máximo efecto una semana después. La duración de los efectos de la Toxina Botulínica puede variar según el paciente: entre los 4 y 6 meses. Conforme se vayan realizando sesiones, éstas se irán espaciando en el tiempo debido a la debilitación de la placa motora del músculo tratado.

¿Existen efectos secundarios?

En ocasiones, puede acompañarse un leve dolor de cabeza, que responde a los analgésicos habituales o, incluso, a un ligero hematoma. Hasta la fecha, no se han descrito casos de toxicidad sistémica con Botox.

¿Tras someterse a un tratamiento de Botox se pierde expresión a nivel facial?

Hoy en día existe mucho intrusismo profesional. Centros no autorizados y personal no cualificado realizan tratamientos medico-estéticos que en realidad son de exclusivo uso médico. Cuando el Botox es infiltrado por un médico especialista en los puntos correctos y con la dosis exacta, sus resultados son muy naturales. Las arrugas se difuminan y la piel queda más joven, tersa y saludable.

¿A qué edad se recomienda comenzar a tratarse con Botox?

Existe la falsa creencia de que la Toxina Botulínica es solo para mujeres mayores de 40 años. No obstante, cada vez más se recomienda un uso preventivo del Botox para retrasar la aparición de las arrugas y mantener la piel joven. En Clínica Opción Médica recomendamos su uso a partir de los 30 años, cuando empiezan a dibujarse las primeras arrugas de expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?