¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

¿Cómo eliminar los acúmulos de grasa localizados?

Eliminar Acúmulos de Grasa Localizados

Los acúmulos de grasa localizados son un problema estético que molesta e incomoda a muchas mujeres y hombres. Para combatirlos, no se trata tan solo de adelgazar, hay que lidiar con ellos de una forma más específica.

Estos acúmulos de grasa localizados, dependen de muchos factores como la edad, el sexo, el nivel de estrés, la ingesta de determinados fármacos, hábitos alimenticios poco saludables o la inexistencia de ejercicio físico. Para intentar evitarlos es fundamental llevar una dieta sana y realizar ejercicio de forma regular. Intentar prevenirlo es importante porque con la edad la grasa localizada se convierte en grasa mucho más difícil de eliminar.

En mujeres las zonas más habituales de acumulación de grasa son las cartucheras, los flancos y el abdomen y en los hombres el abdomen, pero pueden encontrarse en otras zonas como los brazos, las nalgas, las rodillas, las mamas o el cuello. Pueden tratarse todas las zonas afectadas, lo veremos a continuación.

Cuando no tenemos mucha grasa o es superficial, podemos disminuir esos acúmulos o mejorar la zona con cremas anticelulíticas que contienen componentes para drenar la grasa como drenantes, venotónicos o estimulantes de la circulación. Las cremas anticelulíticas con efecto calor ayudan a aumentar la vasodilatación y con ello se estimula la circulación sanguínea,  por el contrario, las de efecto frío evitan hinchazones y retención de líquidos.

En los casos de pequeños acúmulos de grasa, también podemos recurrir al ejercicio físico, sobre todo ejercicios de gimnasia localizada como los abdominales o hipopresivos para el abdomen, o las sentadillas o elevaciones laterales de piernas para las cartucheras.

Otra opción es recurrir a los masajes manuales o con aparatología, son efectivos sobre todo cuando hay nódulos de grasa superficial.

Seguramente, ninguna de estas opciones hará desaparecer al cien por cien esos molestos acúmulos de grasa localizados. Para combatirlos definitivamente hay que recurrir a la Liposucción.

La Liposucción

Cuando la grasa es más interna y visceral, hay que tratarla con Cirugía Plástica. En este caso, la Liposucción o la Liposucción asistida por Láser, serán los únicos métodos que eliminarán por completo esos acúmulos de grasa localizados.

La Liposucción es un procedimiento de remodelación corporal que se basa en la eliminación de acúmulos de grasa localizados. Es ideal para aquellas personas con un pequeño sobrepeso localizado en alguna zona del cuerpo para conseguir una imagen más uniforme y esbelta. Por lo tanto, la Liposucción no es un tratamiento indicado para tratar la Obesidad, tan solo trabaja zonas localizadas.

El postoperatorio en una Liposucción es una etapa importante, primero se realiza un vendaje compresivo en la zona intervenida para controlar el edema y para ayudar a la piel a que se adapte a su nuevo contorno y después se lleva una faja compresiva durante un mes para conseguir que el espacio que hay entre la piel y el músculo, donde antes se encontraba la grasa, quede lo más pegado posible. Puede realizarse una actividad normal una vez pasadas 24-48 horas.

Los efectos se aprecian inmediatamente después de la Cirugía. Sin embargo, serán más visibles cuando ceda el edema (inflamación) de la zona tratada, o sea, a partir del segundo o tercer mes.

Actualmente, la grasa extraída en una Liposucción en la misma intervención puede aplicarse en otra zona del cuerpo, técnica que se conoce como Lipotransferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by