¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Inma nos cuenta su experiencia tras pasar por una Abdominoplastia y un Aumento de Mamas

Inma: Testimonio del Aumento de Mamas y de la Abdominoplastia

Inma García había pasado por tres embarazos y eso repercutió en el estado de su piel, tanto en el abdomen como en el pecho. Había perdido la tersura que lucía y decidió ponerle fin y ponerse en manos de profesionales. Tras consultar su problema en varias clínicas, decidió que Clínica Opción Médica era el mejor sitio donde solventarlo. La profesionalidad y el rigor médico le generó la seguridad y confianza que necesitaba.

Ahora, es una mujer totalmente nueva y así nos lo hace saber:

Buenas tardes Inma, ¿por qué decidiste pasar por un Aumento de Mamas?

Había pasado por tres embarazos, por lo que tenía el pecho muy caído. Consulté mi problema en varias clínicas y al llegar aquí me di cuenta de que sería el mejor sitio donde solucionarlo, dado que no me dijeron lo que quería oír, me dijeron la verdad y las expectativas que debía tener en cuanto al resultado y el estado de las cicatrices, que era algo que me preocupada tremendamente. Fueros tan sinceros conmigo que me decidí por Clínica Opción Médica sin dudarlo.

¿Se podría decir que la sinceridad fue la parte más importante para tomar esa decisión?

Sí, totalmente, o sea me dijeron que me quedaría un pecho realzado y bonito, pero con cicatriz y eso era algo que tenía que valorar.

Fue el único sitio donde me dijeron eso, el resto no me comentaron nada sobre ello.

Tras el Aumento de Mamas pasaste por una Abdominoplastia, ¿era algo que tenías pensado?

Sí, totalmente. Además, como eran tan sinceros conmigo, en la misma visita donde comenté que quería hacerme un Aumento de Mamas le dije que quería hacerme una Liposucción.

Me hicieron una exploración y me comentaron que con una Liposucción no solventaría mi problema, porque yo tenía la piel caída tras el embarazo, por lo que lo más adecuado era realizar una Abdominoplastia.

Me gustó tanto todo lo que me explicaron y cómo lo hicieron que volví y pasé por el tratamiento.

Ahora que ya puedo ver el resultado de las cicatrices, es cierto que queda cicatriz, pero nada que ver con lo que me habían llegado a decir y con lo que yo me imaginaba, es mucho menos visible.

Se ve una pequeña cicatriz debajo y encima del pecho, pero si llevas los cuidados que te recomienda el Cirujano Plástico y no le da el sol, poco a poco desaparecen.

¿Qué te explicaron antes de realizar la intervención?

Todo, absolutamente todo. Yo vine aquí porque me encanta preguntarlo todo y salir siempre de dudas.

Yolanda, una de las especialistas de Clínica Opción Médica, me ayudó muchísimo y resolvió todas las dudas que tenía. La llamaba muchas veces y cuando quise venir a hacer alguna visita antes de pasar por el tratamiento, me atendió sin problemas, creo que llegue a venir hasta tres veces.

Una vez pasas por el tratamiento, ¿te dijeron los cuidados que tenías que llevar a cabo?

Todo, me dijeron las cremas que tenía que ponerme para cuidar la zona, qué podía hacer en casa y cuándo podía reincorporarme al trabajo, me lo explicaron todo.

Es que lo mejor de esta clínica es el trato con el paciente, te lo explican todo de tú a tú, no hay una distancia entre el paciente y el especialista, te atiende siempre que tienes una duda y están ahí en todo momento.

Por ejemplo, tengo tres niñas y muchas veces he venido a la clínica con ellas y no me pusieron ningún problema, podían hasta entrar en la consulta conmigo e incluso el doctor les hacía regalitos para que estuvieran distraídas. Son pequeñas cosas que se valoran muchísimo en mi situación.

¿En qué ha cambiado tu vida pasar por un tratamiento como la Abdominoplastia?

Te voy a poner un ejemplo para que se entienda mejor. Yo antes me ponía los pantalones, como los que llevo ahora, y de la flacidez que tenía me salía el michelín por todos lados. Ahora llevo el pantalón y el abdomen lo tengo totalmente plano, por lo que no tiene nada que ver cómo me queda la ropa ahora.

Estas pequeñas cosas te generan mucha seguridad, porque te ves mucho más guapa y vas con otra actitud.

Otro ejemplo es el bikini, ahora me quito la parte de arriba y antes no lo hacía nunca, porque me veía el pecho fatal. Son pequeñas cosas que al final generan una situación en tu vida mucho más feliz y cómoda contigo misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by