¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Orejas de soplillo, el origen de muchos traumas infantiles

Traumas por Orejas de Soplillo

Las orejas de soplillo son el origen de muchos traumas infantiles. Unas orejas que se encuentran especialmente separadas de la cabeza pueden provocar problemas psicológicos a los menores con este defecto, sobre todo, debido a las bromas de sus compañeros desde edades muy tempranas.

Debemos tener en cuenta que los niños no solo son frágiles desde el punto de vista físico, también lo son desde el punto de vista psicológico. Aún no tienen la personalidad definida y un comentario que les ridiculice de un defecto puede afectarles considerablemente a nivel emocional, más si es un insulto continuo por parte de compañeros.

La Otoplastia o Cirugía de las Orejas

La solución es sencilla. En estos casos, antes de que se haya producido un trauma en el pequeño, se debería actuar y recurrir a la Otoplastia o Cirugía de las Orejas, una sencilla intervención quirúrgica que corrige el despegamiento de las orejas de la cabeza, la forma y el tamaño.

La intervención consiste en realizar una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja, en su unión con la cabeza, a través de la cual se remodela el cartílago auricular, se reduce la profundidad y la forma de la concha y se elimina la piel sobrante.

Los resultados de una Otoplastia son muy naturales y definitivos y consigue aportar confianza y seguridad al paciente.

Es una afección muy común que suele operarse en edades tempranas (a partir de los 6 años) para evitar precisamente situaciones crueles y de burla por parte de los pequeños, que pueden afectar en el desarrollo psicológico del menor.

De cada 10 personas que se operan de esta deformidad, 7 son menores de edad. De hecho, es la única Cirugía Plástica que cuenta con la conformidad de la SECPRE.

El Dr. Francesc Mora, Director Médico y Cirujano Plástico de Clínica Opción Médica, recomienda que la operación se lleve a cabo a partir de los seis-siete años, ya que hasta esa edad no se ha acabado de desarrollar la oreja y no se puede determinar la forma que tendrá en un futuro.

El Dr. Mora, también recomienda que para someterse a este tipo de intervención sea el propio menor el que pida ser operado.

La edad más habitual para someterse a esta intervención oscina entre los siete y los trece años, una etapa en la que el niño ya es consciente de su imagen exterior y puede perjudicarle a nivel interior. Además, es un Tratamiento más habitual en hombres que en mujeres hasta los 20 años ya que las mujeres pueden disimular este defecto con el pelo largo.

La Otoplastia más allá de un problema estético

La Cirugía de las Orejas es una intervención que va más allá de un Tratamiento puramente estético ya que puede solucionar problemas de autoestima e integración social. En el caso de los niños ayuda a que se desarrollen psicológica y emocionalmente bien, es por ello que el Dr. Mora la recomienda siempre que el pequeño esté concienciado y motivado.

El caso de Nuria Roca

Recientemente, la prestigiosa periodista Núria Roca, ha declarado en el programa de Antena 3, El Hormiguero, que se sometió a esta Cirugía Plásticacon 14 años para solucionar un trauma y ha añadido que es favorable a que la gente se encuentre a gusto consigo misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by