¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

Escrache a la Obesidad

Escrache a la Obesidad

Solo abordando el tratamiento desde una perspectiva 360º pueden lograrse resultados definitivos

Un reciente estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Birmingham, en el Reino Unido, publicado en la Journal of the American College of Cardiology ha derribado la creencia popular de que tener unos kilos de más no perjudica a la salud. Tener sobrepeso sí la perjudica y mucho. El concepto ‘gordito sano’ es una utopía.

Hace ya casi 40 años que me dedico a combatir el sobrepeso y la obesidad. A pesar de ser una enfermedad, la mayoría de los pacientes que acuden a nuestra clínica solo son conscientes de tener unos pocos kilos de más y prestan mayor importancia a la vertiente estética que a la propia enfermedad y a sus consecuencias. La razón es que en su comienzo, solo afecta a la parte anímica y emocional, a la autoestima y a la interrelación con los demás. Pero con el paso de los años se desatan los demonios y, según el grado de sobrepeso o de obesidad, nos pueden dificultar la vida de manera muy significativa e incluso acortarla. De hecho, el 15% de las muertes están relacionadas con el exceso de peso.

No existe la ‘pastilla mágica’

El obeso cuando toma conciencia de que realmente ha de perder peso, sea por decisión propia o por indicación médica, busca desesperadamente algún tipo de tratamiento que -sin esfuerzo personal- le ayude a reducir el peso. De ahí tantos tratamientos inútiles e incluso peligrosos que año tras año aparecen. Es el gran negocio de la obesidad.

La realidad es que no existen fórmulas mágicas. Para poder perder peso debemos someternos a una restricción calórica prolongada: hacer dieta. Pero las dietas fracasan a medio y largo plazo en el 99% de los casos. El ser humano es capaz de sacrificarse para alcanzar un objetivo concreto, pero si este sobreesfuerzo se prolonga demasiado tiempo, la fuerza de voluntad disminuye y cuando volvemos a nuestros antiguos hábitos recuperamos rápidamente lo perdido e incluso ganamos algunos kilos más de propina.

¿Qué hacer entonces?

Hoy, gracias a la medicina del siglo XXI, tenemos varias alternativas para ayudar a controlar el apetito y la saciedad (balones gástricos, método Pose, cirugías bariátricas…) pero, a pesar de estas ayudas, sin la modificación de la conducta y un buen seguimiento multidisciplinar, el fracaso será absoluto.

Desde hace años preconizamos como base fundamental del tratamiento contra la obesidad el cambio de hábitos nutricionales y de estilo de vida. A mis pacientes siempre les digo que hay que volver a la escuela, volver a estudiar y esforzarse si es que de verdad quieren abandonar definitivamente la obesidad. Si el paciente no está decidido a emprender este camino para poder afrontar esta nueva etapa de su vida -el cambio- es mejor que espere a sentirse preparado.

Para lograr estas metas, en 1997 ya introdujimos el soporte psicológico y nutricional. Al principio el acompañamiento al paciente de estos profesionales era de sólo 6 meses. Hoy en día hemos constatado la necesidad de alargar este apoyo durante 2 ó 3 años dependiendo de las necesidades individuales de cada paciente, para obtener resultados duraderos.

A través de sesiones personales y grupales actuamos sobre los trastornos de la conducta alimentaria, reeducamos al paciente y le enseñamos a erradicar el mecanismo ansiedad-hambre. Se trata tanto de aprender a comer de forma más saludable, como de establecer una base emocional que permita al paciente adquirir o readquirir herramientas psicológicas positivas frente a la comida.

La solución 360º

Además del seguimiento nutricional y psicológico prolongado, en Clínica Opción Médica, dimos otra vuelta de tuerca e incorporamos a nuestro equipo a un fisioterapeuta, un entrenador personal y un chef. Se trata de abarcar el problema desde una perspectiva 360º para conseguir una inmersión total del paciente en su nuevo estilo de vida. Adquirir costumbres más saludables, pero completamente aplicables a su día a día, compatibles con su vida familiar y social y, sobre todo, sin restricciones.

Así, médicos, endocrinos, endoscopistas, psicólogos, psiquiatras, nutricionistas, fisioterapeutas, entrenadores personales y chefs trabajan conjuntamente con un solo objetivo común: ayudar al paciente a abandonar la obesidad para siempre. Sin la participación de todas estas figuras, no es posible afrontar con garantías de éxito un tratamiento para combatir la obesidad.

98% de eficacia

Este modelo de tratamiento, único y pionero a nivel nacional, nos ha permitido alcanzar una cuota de éxito del 98% y posicionarnos como centro de referencia y líder indiscutible en Tratamientos de Sobrepeso y Obesidad en Catalunya.

La Obesidad es una enfermedad progresiva y de origen multifactorial todavía muy desconocida. A pesar de los avances que año tras año aparecen, queda mucho por investigar y conforme surjan nuevos descubrimientos, tendremos que ir readaptando el modelo terapéutico. No obstante, gracias a nuestra dilatada experiencia, podemos decir que hoy en día, si el paciente sigue correctamente el tratamiento, la obesidad ya puede ser vencida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by