¡SOLICITA INFORMACIÓN!


Llámanos

WhatsApp

Contacto

¿Cómo Afecta el Estrés en tu Piel?

Cómo Afecta el Estrés en tu Piel

El estrés produce diferentes reacciones visibles en el aspecto físico, como el acné, caspa, bolsas en los ojos, sudor excesivo o herpes labial. Esto se produce porque la piel es vulnerable a nuestros estados de ánimo.

El Papel de las Hormonas en el Estrés

El estrés también provoca reacciones hormonales en el organismo. Cuando la persona genera estrés, el cuerpo reacciona produciendo más hormonas, entre ellas se encuentran el cortisol y la adrenalina. El exceso de estas hormonas desiguala el nivel de estrógenos y testosterona en el cuerpo y, en consecuencia, afecta al estado de la piel.

El estrés se puede manifestar en la piel de diferentes formas, entre las reacciones más comunes se encuentran:

  1. Acné. Esta reacción en la piel se puede dar por problemas hormonales o genéticos. El acné es una inflamación producida por el aumento de sebo en la piel. Cuando aparece el estrés aumenta la secreción de sebo, por lo que favorece la aparición de acné.
  2. Caspa. La caspa nerviosa es uno de los síntomas más comunes cuando aparece el estrés y el cansancio. Existen muchas causas por las que se produce caspa en el cuero cabelludo, por eso resulta de vital importancia saber que es consecuencia del estrés, ya que de lo contrario se podría solucionar con algún tratamiento oral o aplicación cutánea.
  3. Bolsas en los ojos. Las preocupaciones y problemas externos pueden influir en la calidad del sueño, en consecuencia, aparecen las indeseadas bolsas en los ojos.
  4. Sudor excesivo. Las situaciones de estrés y preocupación hacen que el ritmo cardíaco aumente y que las hormonas y adrenalina fluyan por el organismo, en consecuencia, se produce una transpiración adicional que proviene de las glándulas sudoríparas.
  5. Herpes labial. El herpes labial es producido por el herpes virus simple tipo I. Se transmite por contacto con la piel, y aparece cuando el sistema inmune se deprime, como en períodos de gripe, estrés, exposición solar, deshidratación y desnutrición.

La Solución No está en Ti

Existen muchos cosméticos para solucionar la aparición de las bolsas en los ojos, caspa o sudor excesivo, sin embargo, cuando estas reacciones corporales aparecen por el estrés, la mejor cura está en uno mismo. Aprender a gestionar el estrés puede suponer el cambio decisivo en el estado de tu piel.

Aprender a Gestionar el Estrés

Muchos estudios demuestran que el ejercicio físico baja los niveles de estrés, reduce la angustia e incluso alivia la depresión, mejorando el estado de ánimo, la autoestima e imagen corporal.

También existen técnicas como los masajes, aromaterapias, baños de inmersión y acupuntura, que ayudan a canalizar el estrés y proporcionan un estado de relajación absoluta en la persona.

Ahora bien, la base para canalizar el estrés está en la actitud, por lo que hay que aprender a gestionar la forma en la que el cerebro procesa la información y los cambios que le rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by